¿Ciudad de 15 minutos? Premio Obel 2021

La ciudad de 15 minutos es un modelo urbano que promueve un futuro verdaderamente habitable y sostenible que coloca a cada ciudadano en el corazón de su propia ciudad. 

¡Premio Obel!

El OBEL AWARD es un premio internacional de arquitectura que se centran en honrar las contribuciones arquitectónicas sobresalientes que le aportan al desarrollo humano en todo el mundo.

Conócelo de cerca: OBEL AWARD

Ofrece un incentivo a los arquitectos para que consideren sus obligaciones hacia el bien común y a su vez tiene como objetivo aumentar la conciencia en el público en general sobre el valor transformador y social que realmente tiene la arquitectura.

En esta, su tercera edición, el Premio Obel premia las contribuciones arquitectónicas excepcionales, ya sea en forma de un edificio, un plan maestro, un proyecto paisajístico, una teoría o una exposición.

El tema central de este año fue “soluciones semifinales para los retos de las ciudades”, siendo Carlos Moreno el ganador con su proyecto La ciudad de 15 minutos.

*Los dos ganadores anteriores son el centro Anandaloy (2020), diseñado por Anna Heringer, y el Jardín Acuático Art Biotop (2019), de Junya Ishigami.

¿Quiénes son parte del jurado?

Descubrir y posteriormente evaluar obras de arquitectura requiere una alta competencia profesional. Por ello, el PREMIO OBEL ha elegido un jurado que está formado por distintos miembros con un fuerte perfil arquitectónico, pero también profesionales distinguidos de otras ramas.

El jurado actual se compone por: Martha Schwartz (Presidente), Louis Becker, Kjetil Trædal Thorsen, Wilhelm Vossenkuhl y Xu Tiantian.

Premio Obel 2021

El pasado 21 de Octubre del 2021, fue reconocido el ganador al premio del año presente. La teoría urbana de las ciudades de 15 minutos recibió el reconocimiento a la potencialidad del concepto para crear entornos urbanos sostenibles y centrados en las necesidades de las personas.

El profesor de la Sorbona, Carlos Moreno, define un modelo urbano altamente flexible que garantiza que todos los ciudadanos puedan acceder a las necesidades diarias a una distancia de 15 minutos.

¿Qué logra con esto? Romper así la hegemonía del automóvil y reintroducir las cualidades históricas de las ciudades en la planificación urbana contemporánea. Esto implica tener todos los servicios necesarios a un corto paseo en bicicleta o en transporte público (ayudando así a reducir el uso del automóvil y consecuentemente las emisiones de carbono).

Esta estrategia descentraliza la economía local, de modo que cada barrio cuente con todos los aspectos de la vida urbana; desde los espacios de trabajo, los comercios, el ocio, las zonas verdes y por supuesto, la vivienda.

Los rasgos clave de esta teoría se basan en las necesidades humanas, el diseño de espacios polivalentes y la creación de una diversidad funcional que evite los desplazamientos a otros lugares para realizar actividades esenciales diarias.

El cambio urbano de la ciudad está encabezado por la alcaldesa Anne Hidalgo, que invitó a Carlos Moreno a participar de manera directa en el proyecto. Con una formación en matemáticas, robótica e inteligencia artificial, Moreno desplazó su interés hacia otro sistema complejo; el entorno urbano.

El modelo de las ciudades de 15 minutos, se ha adoptado también en otras ciudades como Houston, Milán, Bruselas, Valencia, Chengdu y Melbourne.

Últimos publicados